Los consumidores lo exigen, es necesario que las compañías cuenten qué los motivó a realizar lo que hacen. Solo así, crearán vínculos con los clientes que los harán memorables.

Hoy más que nunca los productos o servicios no se sustentan por si mismos. Ya no basta con que las compañías hagan lo justo y necesario respecto a lo que venden, necesitan contar su historia. Los consumidores son mucho más activos y les interesa saber quiénes están detrás de lo que están comprando. De este modo, es importante comunicarlo a través de libros corporativos o videos, ya que puede ser determinante a la hora de realizar la compra.

Frente a la percepción actual sobre las empresas en Chile es necesario hacer un cambio. Según un estudio elaborado por ICC Crisis en base a los datos de la Encuesta Nacional Bicentenario (que elaboran la Universidad Católica y GfkAdimark) la confianza en las empresas ha caído un 34% en 5 años.

Por todo lo anterior, para las marcas es muy importante tener un relato sobre su vida, porque sin él es difícil decirle a los clientes y a sus mismos empleados quiénes son. Las empresas tienen que aprender a contar la historia de su nacimiento y crecimiento, y de ese modo convertirla en una narración que impacte y empatice en los consumidores.

Cuando como compañía se le pone atención a volver a las bases y contarle al mundo qué es lo que hacen y por qué, la gente los valora distinto. Esto se debe a que las historias permiten crear vínculos emocionales entre la marca y el consumidor. No hay que olvidar que los relatos hacen a las marcas memorables, porque se recuerda mucho mejor aquello que nos contaron que lo que no.

Si tienes una historia que contar, contáctate con nosotros y en Ediciones Azafrán te ayudaremos a desarrollar tu proyecto.

(Si quieres saber más sobre este tema, puedes ingresar al siguiente link de Puro Marketing).

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *